miércoles, 24 de marzo de 2010

¿Qué he hecho yo para mercer esto?




Estimada Señorita Modales:

Tengo un gran problema y no supe a quién recurrir. Pensaba escribirle a Silvia Pinal en su programa "Casos de la vida Real" pero la mujer, a sus doscientos años de vida, dudo que lea la carta; además sólo responde a mujeres en desgracia (aunque podría firmar como "Elsi Guadalupe" y quizás leyese mi carta....mínimo por piedad y lástima de llevar ese nombre de pila).
Otra que se me ocurría era Josefina Leroux pero ella sólo atiende a personas con disfunción eréctil, el punto "G" y chorradas para adultos.

Mi caso es distinto, "Miss Manners", ayúdeme, no sé qué hacer. Vivo a merced de un sádico egoísta, ya no duermo, llevo cuatro noches en vilo y no sé qué hacer para remediar la situación. La otra noche, la del sábado, quise dormir hasta tarde, pero no me fue posible, a las ocho menos cuarto del domingo desperté en un charco, un enorme charco de orines sobre mi sábanas blancas. No sólo eso, el charco penetró el colchón y apestó mi sobrecama.


-GOYOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!


El sádico infeliz solamente huyó de mi habitación y me parecía oír una carcajada como de bruja, así como "cacle-cacle". Metí las sábanas a lavar medio crudo y medio dormido y no supe mas de mí, no se dónde acabé jetón. Hasta que sentí una cosa peluda en mi cara (no es albur) y de un sobresalto brinqué para darme cuenta que me había quedado dormido en un sofá. El sádico infeliz me torturó con su mirada y su aliento a croqueta sabor pollo especial para gatos peludos "Núm 44" mientras de su dulce garganta se oía un maullido que me decía:

-¿Qué putas haces dormido a esta hora, ya es hora de levantarse, no piensas dárme de comer?

-S-s-s-sii-i-i- señor su alteza, lo que usted ordene su graciosa majestad.

Corrí a llenarle el tazón de comida y a limpiarle el agua, sino se me arma.

-¿Puedo regresar a mi sillón su alteza, ya que mi cama quedó inhábil gracias a su real orinada..?

Ya no replicó y se dedicó a comer...lo que me hizo sentirme con más paz y tranqulidad para intentar conciliar el sueño que, nunca llegó...

Me tiene en sus garras, "Miss Manners", no sé si está madurando, quiere atención, o se está dando cuenta que "no somos sus verdaderos padres". Ya está creciendo y se da cuenta que la Media Costilla y yo andamos en dos piernas y no en cuatro patas, que no cagamos en un cajón plastificado como el suyo...eso sí "ay de mi" que la real caja de arena tenga si quiera un pedazo de real excremento seco o petrificado porque el resultado es atroz, o se mea en mi cama, o se caga en ....

Creo que nosotros tenemos la culpa, lo arrancamos de su madre cuando apenas tenía dos mesesitos de edad. "¿Qué podíamos hacer, sino caer rendidos ante sus ojazos azules, hoy miel aceitunados?" No le preguntamos, simplemente, lo elegimos, no, de hecho él nos eligió a nosotros, pero jamás se imaginó que lo ibamos a separar de sus hermanos y su madre con dos meses de nacido; peor aún, ponerlo en una jaula y meterlo a un avión ("bisness" class eso si) y cruzar el Atlántico con él, desde Portugal, su tierra natal, hasta mi gélido hogar. Creo que eso fué, "Miss Manners", eso fué, maldita sea y tres veces "maldita sea". Y cómo no ibamos a caer ante su encanto, si las mismas oficiales de migración quedaron embobadas cuando piso territorio nacional y nos perdonaron los 35 dólares de pago de entrada, hasta el piloto nos ofreció "champagne" en el avión. Luego vino lo del corazón... el veterinario, rendido también ante su carisma y su personalidad cada que se brincaba al bote de desechos reciclables, nos dió el diagnóstico. "No vivirá mucho, tiene un soplo en el corazón nivel 4, de 5".

Los gatos persa no viven mucho tiempo, y con sóplos en el corazón, menos. Castrarlo fué un viacrusis (ando muy en "mood" Semana Santa), el ligarle las bolas en 15 minutos, fue mas bien una cirugía a corazón abierto de nueve horas, estuvo en resucitación 20 minutos y seguro aún tiene 6 vidas en su inventario. Lloramos,nos angustiamos y casí lo desconectamos pero el cabrón vivió como si nada; Diario toma pastillas para el corazón le cambio el agua, la comida, el cajón y a cambio recibo, ¿esto?, ¿¿¿orines dominicales!!!??? Ah y me deja de hablar dos días del estress que le causa ir a la "esteticienne" felina.

Qué decir del bote de spray con agua, antes lo odiaba, ahora se burla y hasta se baña en la brisa cada que le disparo, circa 4am, cuando se le ocurre arañar la base de la cama. Lo único que puede con su poder monárquico no es una guillotina, es la aspiradora, pero no puedo prender una aspiradora a altas horas de la madrugada porque me corren los del edificio con todo y gato.

Está creciendo y ya no es un gatito, ya es un hombre, perdón un gatote, creo que tiene derecho a saber la verdad, que yo no soy su verdadero padre, ni madre.

Tiene derecho a saber que tiene 3 hermanos que viven en Portugal, y uno de ellos, "Winnie", murió ahogado en una alberca por negligencia de mi cuñado; tiene derecho a saber que su hermana "La Blackie" es una mamona, y que la cabrona tiene dos cajones de arena, porque es una princesa consentida que no caga en una caja sucia, así entonces usa la otra, es huraña y convenenciera; ella se quedaría con toda la herencia, de existir alguna.
Y por último María, quien se estrenó como madre de cinco mininos. María, la noble hermana menor y la más fea de todos. Salió buena madre eso sí.
¿Debo decírselo y dejarlo libre?
El lunes le aventé un chanclazo, y es que se me atraviesa porque quiere estar en la "punta del pedo" y eso no puede ser, no siempre; me partió el corazón gritarle y mas aventarle una "Birkenstock", pero ya no puedo ver LOST porque me jode el programa; no para de berrear como si lo estuviera matando a golpes (y usted sabe que perderse un pinche detallito de LOST es la muerte chiquita, porque el puto programa es un enredo y luego tengo que ver el episodio tres veces más aunado al de la semana anterior para no perder el hilo...)

-¿Qué chingados quieres Goyo, que putas quieres, no te entiendo, déjame ver LOST?

-MIAAAAAAAU au a -a- he-he (traducción "o apagas esa mierda o ya verás la que te hago")

Se ríe el cabrón, se ríe! inicia maullando y luego hace un ruido rarísimo como un eh-he-he-eh y luego abre la boca sin emitir sonido...

Si para las diez no estoy en la cama, grita, si para las seis no me he levantado, grita..¿Será la adolescencia, la soledad, celos...?, pensaba hablar con el a los dieciocho, pero creo que a sus cuatro, ya tiene madurez suficiente para saber la verdad....

¿Qué hago?

ATTE
TUSDESTOSENMISSUEñOS

16 comentarios:

Patricia dijo...

O sea faltaron los numeros del reo don goyo jaja esa foto esta buenisima!!!

Gallo dijo...

¿Reo? querras decir REY, este es capaz de ir a la cárcel y conquistar hasta el Narco.

Necesito una estrategia para instaurar la República en casa, solo que invada con aspiradoras, con eso acabará su reinado de terror.

Gregorio I las tiene contadas....

Centigrado dijo...

Lo que necesitas... es mano DURA!

La mia Mayu, es un encanto de gata, por que desde chiquita la trajimos en linea.

La cosa aqui es aprender que el gato, es un GATO, y que si se quiere creer el rey de la selva, pues bajarlo de las nuves a como de lugar...

Inspirate en encantadoras historias de desobediencia, disciplina y poder! como ma Seno Minerva de Anita la Huerfanita! La nana de Luz Clarita, La senora mala de Chispita!, la de la mano que mece la cuna! hay tanto tanto tanto!!!

MANO DURA!

Gallo dijo...

Mano dura, si..eso tambien lo pense, aunque creo que me inspiraré en Precious...esa si que es una película horrible...eso si, sin el incesto claro esta

Marxe dijo...

Querido Gallo:

Leí con interés su carta y lamento informarle que no hay nada que pueda hacer, dado que como bien se estipula en su contrato civil y en la Carta Universal de Derechos Felinos, Don Goyo tiene la plena libertad de demandar un trato decoroso de parte de los humanos con los que cohabita.

Asimismo, recibimos quejas similares de Don Goyo dado que ni usted ni su media naranja (media por mitad, no confundir con las prendas de vestir), no le prodigan las atenciones y mimos que se merece.

Confiamos en que pronto puedan llegar a un entendimiento pacífico, ya que de no ser así, Don Goyo está en su derecho de declarar un estado fallido y de demandar la presencia de un mediador.

Cordialmente,

Marxe
Coord. Internacional para la Resolución de las Disputas Felino-Humanas

Gallo dijo...

Estaba a punto de desheredarlo pero la notaria muy sabia me dijo..no al gato no le deje sin nada, luego la ley puede ser muy cabr...na

Estimada Marxe, creo que los seis gatos que abandono en la Sultana del Norte claman justicia....ahem, ahem...

mg dijo...

Es que con esa cara de secuestrador de domingos no hay quien pueda.

La verdad es que no puedes hacer mucho excepto rendirte a sus demandas. Debes reconocer cuándo ganas y cuándo pierdes una batalla y ésta la tienes bien perdida.

Resígnate a ver LOST y 24 (la de antes, porque al de ahora ya no sirve) con interrupciones o mínimo diseñando una estrategia para apapachar al señor Don Goyo mientras lo ves. No hay de otra.

Gallo dijo...

Claro MG tus palabras son sabias, conociendo que tu tienes dos hermosos retoños Labradores y una RETOñOTA que es "La pielecilla de Judas!" algo asi me dice las malas lenguas...

Asi es, tengo la batalla perdida pero no la guerra, si cayo la monarquía, en casa también habrá una revolución (empezaremos comprando aspiradoras)

anoche fue más la psicosis de una miada felina nocturna la que no me dejo dormir que otra cosa..lo sé soy débil, le cierro la puerta y maulla terriblemente, y lo que es peor, con tanto maullido, vendrán los del condominio con antorchas y palos para echarme de la comuna

Axureé Rheeid dijo...

Pues se supone que orinen la cama sobre todo cuando extrañan a sus dueños o cuando les tienen mucho cariño... o cuando son muy posesivos con ellos. ¿Y por qué no cierras la puerta de tu cuarto?

Gallo dijo...

Axureé te digo que si cierro el cuarto los maullidos despertarán a los vecinos. Ademas pasa las patas por abajo de la puerta y empieza a rascarla...creo que eso de la miada es por maldad pura y por necesidad de atención. Pero ya no puedo darle mas atencion, noquiero ser un padre ahogador ni celoso, ni posesivo, ni volverlo un inútil...

*sigh*

Gallo dijo...

AH!

postdata! YA DUERME EN EL BAñO!!! y se acabo el asunto.

loquemeahorro dijo...

Me llamaste y aquí me hallo.

¿¿¿Duerme en el baño??? ¿pero duerme-duerme o se pasa la noche llorando?

Pobrecito Goyo con su problema de corazón, jo, qué penica me dan los gatitos enfermos.

Yo lo de mano dura con un gato, es que no sé cómo se hace, vivo vendida a esos ojos grandes-grandísimos, más que los de Heidi, Marco y Candy-Candy juntos.

Si yo fuera la de la aduana también le hubiera perdonado la multa, y me lo hubiera intentando llevar a casa.

Aunque reconozco que lo de que se te hagan pis en la cama... eso no se hace, hombre Goyo, un poco de respeto textil, eso no se hace.

De momento, compraros una funda impermeable, por si vuelve a las andadas (en serio lo digo).

Lo de Lost: grábalo.

Gallo dijo...

JAJAJA Gracias Loque, sabía que no me fallarías!
Es que como dice Manuela "mi psicologa", "cuando se hace por caridad hasta la peste entra"

Ya he tenido toda un alma caritativa con ese destroyer y asi paga, orinandose.
Hemos decidido encerrarlo en el baño para que nos deje dormir en paz y mira que aunque maulla eventualmente lo vence el cansancio. Pero si, me parte el alma, lo confieso.

Oye Loque, debemos hacer una entrada dedidcada a Candy-Candy y a todos esos animes japoneses de grandes ojos llorosos..Candy candy nunca hubiese encerrado a Goyo en el baño, primero muerta

loquemeahorro dijo...

Es uno de mis eternos "tengo que hacer una entrada de "

En España como todo llegaba tarde y yo ya peino canas (eso me recuerda que tengo que ir a teñirme) fui testigo de los primeros dibujos japoneses que llegaron, que fueron Heidi y Marco.

Todos los de aquella generación aún estamos traumatizados por aquello... un drama.

Gallo dijo...

Y nunca viste Remi, el niño que tenia tres perros y un chango, ese era UN DRAMON. Mueren los perros, el chango, el vejete, bueno, Remi fue directo a tratamiento psiquiátrico

Gallo dijo...

El efecto Ricky Martin ha llegado a la familia gatuna de mi Goyo.

"LA Blacky" oficialmente se ha declarado lesbianona. Gato que le llevan, gato que le hace el fuchi y no la pueden cruzar con ningun macho ni con chochos...

Cada quien sus pelos