sábado, 3 de septiembre de 2011

Urbania

Tras haberme criado en ciudades donde no sólo si no tienes automovil no eres nadie, sino que el auto es también una necesidad, no fue sino hasta que me mudé a Montreal que aprendí verdaderamente a caminar.

Aprovechando los cortísimos periodos estivales canadienses y cuando me invade la enorme flojera de ejercitarme en un gimnasio, opto por caminar. Ultimamente lo he hecho de mi trabajo a casa, que son unos muy sabrosos 5 kilometros o 45 minutos según como los mida. Si traigo una cámara fotográfica entonces puedo tardarme un poco más pero bien vale la pena la aventura.

Me he dado a la tarea de cargar con mi cámara, cual japonés en turibus para captar momentillos o esquinas que pasaban totalmente desapercibidas por la rutina del trayecto o simplemente por distracción. El otro día tomé una ruta y calles que rara vez, mas bien que nunca piso, y están simplemente a dos calles más abajo de mi diario transitar. Es como descubrir un tesoro de cachivaches y tiliches en pleno corazón urbano. Acompáñenme.

Decidí en esta pequeña aventura urbanística onda Dora la Exploradora citadina adentrarme en las viejas calles y barracas del distrito de Griffintown en Montreal. Un viejo sector industrial moribundo el cuál renacerá de las cenizas en los próximos 4 a 5 años (finalmente, tras millones de dólares gastados en consultas públicas y las que faltan) y le dará una nueva cara y vida a la entrada sur de la ciudad.

Griffintown fue de 1820 hasta 1960 la zona industrial del sur de la ciudad; el enclave irlandés de Montreal. Si uno se pierde en sus callejuelas se sentiría andando en la vieja Belfast durante la guerra en Irlanda del Norte. Pintarrajeada, sucia, olvidada... pero con un alma vieja.

El trayecto no es bonito, es más bien, pintoresco por no llamarlo horrible, si esto no fuera Canadá, cualquiera diría que ni de locos se pasearía por ahí, y veo que poca gente lo hace. Pero mejor así porque mis descubrimientos se quedan entonces guardaditos sólo para mí.

Tan sólo a unas cuadras del centro sobre la calle William ya se empiezan a ver nuevas grúas de construcción. LOFTS y condominios que cambiarán un poco el panorama chaparro y gris de la zona. Montreal prohíbe que la altura de los rascacielos sobrepasen al sagrado Monte Real (Mont-Royal) por lo que no se ven edificios de más de 50 pisos de altura como en otras urbes como Toronto o Vancouver.




Me encantan la arquitectura y la ingeniería, pero sólo de vista, porque soy pésimo para mediciones y el uso de una regla, pero disfruto ver movimiento en la ciudad y los cimientos de futuras construcciones. Si, así soy de polifacético.

Siguiendo mi caminata por la William, me topé con el último lugar con mesas redondas al sur de la Ciudad (ok mal chiste), el bar Excalibur. Seguramente la espada seguirá enterrada ahí dentro y nadie la ha ido a reclamar. Quien lo haga terminará convirtiendo este barecillo en un nuevo edificio de condominios, no me queda duda.




Más adelante en un edificio que se resiste a ser ignorado y demolido encontré el Centro de Danza de Montreal, con un descolorido poster de entrada que dice "Sí, estamos abiertos". Poco después me enteré que el centro será parte de un proyecto llamado "El corredor cultural Griffintown" por lo que se espera su remodelación. (FIUUF)




Unas callecillas más adelante encontré el "Tesoro de Moctezuma" en persona. Nada mas y nada menos que en un viejo edificio perfectamente redecorado estilo LOFT urbano, la gelateria, "Cool & Simple". Fue el oasis en el Sahara. Una encantadora boutique de helados, así se anuncian ellos, con una gran variedad de sabores llenos de malditas calorías, además de galletitas y pastelillos para acompañar. Exíste Dios y es hipoglucémico.






Siguiendo mi aventura me topé con habitaciones de muestra para un proyecto de condominios que está por ergirse. Si ven con detenmiento la fotografía de la cocina, verán a un guapo fotógrafo tratándo de captar ideas para rehacer la cocina de "La Costilla".




La cereza en el pastel fue llegar al final de la calle y toparme con una grata y muy agradable sorpresa. Un viejo bunker convertido en una inmensa galería de arte, recien inaugurada. "La Galerie de René Blouin y la Galerie Division" son dos en una y serán la sede del festival de la fotografía montrealesa. Casi muero en vida. Una encantadora señora salía al estacionamiento y notar mi curiosidad con una gran sonrisa al rostro me dijo:






"Lo siento, ya cerramos, pero puede venir mañana, y cuando quiera, la galería es nueva y la tercera fase esta por inaugurarse" - me lo dijo con tal orgullo que solo pude responderle:

"Felicidades, vivo en la zona y estoy con mi cámara tomando fotos de todo lo que está sucediendo y cambiando por aquí."

"Ah, sabia decisión. Pues venga y conózcanos, venga a llevar a cabo nuevos descubrimientos".

"Se lo prometo" -le contesté con una sonrisa.

No puedo esperar.

14 comentarios:

Patricia dijo...

Ah! me recordaste a Mafafa Musguito! jaja, no te creas, que bueno que estan cambiando las cosas por esos lugares en Montreal... saludos!

Doctora dijo...

Andar es muy bueno y si encima le enseñas al mundo zonas desconocidas mejor.
Se nota que en Canadá son buena gente, personas confiadas.
Si en mi barrio te ven sacándole fotos a la fachada de un local lo normal es que el dueño llame a la policía pensando que estás haciendo averiguaciones para atracar el sitio por la noche ;)

Gallo dijo...

Patricia pues si ahora soy como Mafafa pero si la cola verde.

Bueno Doctora, no me vio nadie sacar la foto, y no te creas la gente tambien es desconfiada pero con la cara de buenazo que tengo, quien va a llamar a la policia ;)

loquemeahorro dijo...

Qué buena idea lo de intentar conocer tu ciudad, viéndola con otros ojos.

Pero para buena, buena idea, esta:
"Exíste Dios y es hipoglucémico"

Genial

Gallo dijo...

Loque: Es que de otra manera no me lo explico. ;)

Date una vuelta por tu Madri..seguro encontrarás algun tesorillo escondido afuera del Palacio de la Muppet esa que se casa por amor.

Daniel Cavazzo dijo...

Ya lo decía yo que Montreal y Monterrey eran ciudades casi hermanas, a fin de cuentas los nombres significan lo mismo.
Lo digo porque en Monterrey también están sucediendo cambios en las zonas viejas y abandonadas, el proyecto está encaminado a hacer renacer el centro de la ciudad. Aquí les paso este mega proyecto para que vean qué lindo quedará: www.vivelacapital.com
Y como pequeña corrección, sin la finalidad de criticar, la idea sería "Existe Dios y es hiperglucémico".
La hipoglucemia se refiere a niveles bajos de glucosa en la sangre, al contrario de la hiperglucemia.
Y no lo digo porque sea yo un experto en la materia si no que mi media naranja, quien tiene extensos estudios en medicina, me corrigió hace casi ocho años.

Alma G. dijo...

Oye que buena onda...es tiempo de invertir en un LOFT en esa parte de la ciudad antes de que los precios se vayan a las nubes....Me encanto el recorrido un tanto virtual...estare al pendiente de nuevas fotos y nuevos recorridos.. que buena idea has tenido...

Gallo dijo...

Hola Danielito, ya me encantaría darme una vueltita por Monterrey y ver eso de www.vivelacapital.com
aunque a como esta Monterrey el slogan deberia llamarse www.aversivivesenlacapital.com

JAJAJA que gacho...

Perdona pero creo que escribí correctamente el término..o no me explique bien, si un hipoglucemico necesita AZUCAR, que mejor que un heladito para subirtela...o me equivoco? JAJAJAJA

Alma: pues si es el momento de inventir, como si me pagaran por anunciarlo. Que bueno que te gusto el recorrido, me viste tomando la foto?

Cambio de look otoñal del blog.

David Toms dijo...

Urban landscapes and the things we see everyday, can sometimes be dismissed very easily as we see them all the time. I see inspiration everywhere as in these photos!

Gallo dijo...

Thanks David. Glad you enjoyed them and your trip to Montreal!!!

Lo que diga el espantapájaros dijo...

Bueno, bueno, bueno... creo que me acaba de suceder un poltergeist... juraría que estaba comentando en esta entrada, pero el comentario salió publicado en la de 'Gorrioncillo de aeropuerto'. Entre que no sé qué te pasa con mi blog y esto, comienzo a tenerte miedo.

Gallo dijo...

Ay Cristina yo tambien, creo que estamos malditos..deja echo tequila (agua bendita) para que se arregle nuestro idilio bloguesco...nunca puedo comentar en el tuyo si no es en google chrome...y a veces me saca...

uuuuushhhhh

Julio C324r dijo...

Yo también voy a un "Excalibur" en mi pueblo. Paso a devolverte la cortesía y me quedo a leer un poco más. Chido!

Gallo dijo...

Vale Julio!!! pues mira que Excalibur ha habierto franquicias eh!?
GRACIAS!!