domingo, 16 de enero de 2011

Vecinos



Que importante es la amistad y la risa...pero más importante los vecinos que te toquen "al lado".


Sufro inconsolablemente porque mis queridos vecinos, Boris y Natasha, se mudarán el próximo mes. La verdad no se llaman así, bueno él sí se llama Boris (es serbio, bueno ambos) pero ella en 4 años de feliz amasiato "vecineril", no tengo puta idea como se llama, por ello y por aquello de estereotipar a los serbios pues los llamo "Boris y Natasha."


Y no es porque no me interese convivir con ellos, es que no sepa como se llama la mujer, simplemente que la pobre es más tímida, callada y desabrida que una sopa sin sal (okey, me la acabé todita) y habla simplemente lo básico y lo necesario frente a los demás (en pocas palabras para muchos, la mujer perfecta).

La verdad es que nos caen bien, en 4 años que vivieron del otro lado del pasillo, jamás tuvimos un sólo pleito ni discusión. Bueno salvo aquella vez que valentonamente se atrevieron a decir que nuestra música sonaba altísimo por las noches, cosa que ofendió tanto a "La Costilla" que les brindó un tour de sonorización de audio por la casa para comprobarles que la música no provenía de nuestro departamento y aprovechó el golpe bajo para contestarles con un gancho al hígado, que el pasillo del área común no era un cuarto de tiliches, así que por favor recogieran todo su "mugrero" y sus apestosos zapatos y la carreola de su niño llorón (es que neta, el cabrón llora por todo) a la que decidieron darle estacionamiento preferencial enfrente de nuestra puerta. SANTAS PASCUAS, todo resuelto.

Fuera de ello, nos han cuidado la casa cuando salimos de viaje, le han dado de comer al gato, lo peinan y lo miman. Boris es como un niño, se enternece con todo y tiene buen corazón, ademas con la ventaja que habla español porque se crió en Chile, el explicarle el proceso de cuidar a su majestad, mi gato Goyo, fue mucho más sencillo. Por lo menos no lo alimentó con tierra para las plantas como le ocurrió a la vecina del "6" que dejó una semana a su gato encargado con los vecinos de arriba y el señor, pobre sufría de Alzheimer o ceguera pues no leyó bien la bolsa que tenía enfrente, y alimentó por una semana al gato con tierra para Gerberas.

La vida de condominio no es fácil, mi "Costilla" tendrá alma de sirvienta, pero yo tengo alma de portera de edificio de condominio, desde chiquito, nunca se me ha ido una viva, y como bien dice el dicho:

"Conoce a quienes tienes arriba, abajo, a un lado y enfrente"

¿Cómo que nunca han oído ese dicho? si es la Bíblia de todo condómino o de todo "swinger" según donde te encuentres. Hay que saber que pasa en el edificio o en la orgía para que no te salgan con que a "Chuchita la bolsearon".

Pues sí, el ser condómino no es tarea fácil, hay que lidiar con vecinos metiches, ruidosos, cochinos, liosos y un larguísimo etcétera. Y miren que en nuestro edificio somos un mosaico de diversidad. El otro dia no tuve mas que envalentonarme y pararme frente a Boris mientras bajábamos a tirar la basura y preguntarle empleando mi tono más maternal y acongojadísimo. :

"Ehem...Boris, eeeeeeste..¿cómo esta eso que vendiste tu departamento?"

"Pues si es que tenerrrr que cambiarrrr por escuela de niño"

Así habla el Español, como "Tongolele" en aquella película que decía:

"Yo quererrrr matar Tin -Tan "

Para los que no sepan como funciona el sistema escolar quebequense, es una mierda. En pocas palabras distrito en el que vivas, distrito que te toca para matricular a tu "chamaco". No exíste la opción de que eligas la escuela que tú quieras. Y como vivímos en un área donde parece que el tiempo se detuvo hace 40 años, no creo que las escuelas de la zona estén tan alejadas de esa realidad.

"Ah claro, entiendo, Boris, pero esteeeeee...dime una cosa...y quiénes serán nuestros nuevos vecinosssss...." - pregunté así como no queriendo la cosa.

"Ah pues a nosotrossss nos gustan, son parreja joven sin niños (YESSS!!) que viven en rivierrrra surrrr de ciudad, cerca de aerrrropuerrrrrto St-Hubert.

PUTAMADRE. Son gente del código telefónico (450). Con esos nunca sabes cómo te va a ir.

La gente que vive en la Riviera Sur fuera de la isla de Montreal (código telefónico 450) es muy criticada de ranchera y naca (cutre, hortera, kitsch...) y por el hecho de regresar a la isla cosmopolita, pues tienden a explotar dicha característica arriba mencionada sintiéndose "de mundo".

La "Costilla" está en un grito, pues ya se ve venir a una pareja de cochinos. Yo le digo que piense positivamente. Y no es por nada pero es que para vecinazos, nosotros. Somos limpios, ordenados, considerados, simpatiquísimos y agradecidos; ya quisiera media humanidad tenerme de vecino. Pero la verdad, sí, es que nuestro mayor temor es que llenen el pasillo de tiliches como los del piso de abajo, cuya área común parece una zona de guerra entre, bancos, sillitas de madera, plantas de plástico, carreolas, sombrillas, juguetes y "arte". El día menos pensado ocurre un incendio y los vecinos de abajo se las van a ver "negras" para escapar por las escaleras de emergencia con tanta mierda que tienen ahí.

"Incendio en Montreal. Vecinos cochinos se calcinan al no poder brincar en momento de pánico un mini horno "Lili Ledy" que bloqueba el acceso de emergencia."

*Suspiro*

Pues así caminamos al triste final de nuestro "affaire" con los serbios. Les deseo mucha suerte a mis queridos "Boris y Natasha" y espero que los nuevos inquilinos no resulten sino una limpia, ordenda y simpática pareja de mudos.



14 comentarios:

Patricia dijo...

Oyeme no! la gente que vivimos fuera de la isla de Montreal escapamos de alla precisamente por: los malos vecinos, cidudad sucia, malas escuelas, ruido y un sinfin de etc. Estos, mis ex-vecinos que ahora seran tus vecinos(digo, porque yo vivo en St-Hubert) bueno, ellos creo que son masoquistas, porque mira que irse a vivir a Montreal pues como que no! (a menos que en realidad sea un muy buen "cartier" que haya escuela privada y este limpio, pues si entenderia que se muden para alla; porque no puedo negar que tiene su "charming" el centro de Mtl y algunas otras areas.
Y no estoy enojada, es que no estoy dentro de la descripcion de la mujer perfecta segun tu, jajaja... saludos!

Gallo dijo...

Patricia: Me he reido mucho y sabes que al terminar de escribir la entrada, pensé en tí pues en algún lugar de mi cabeza tenía yo registrado que eres chica de código (450).

Pero que bueno que no estas enojada.

Bienvenida de nuevo, para mi eres perfecta y fuiste la primera en comentar el primer post del 2011 !

loquemeahorro dijo...

Yo he tenido buenos vecinos en dos ocaciones.

Dos sobre doscientas, sí... más o menos debe ser esa la proporción, un uno por ciento.

Mi favorito era un chico al que en dos años vi una vez, y oí ninguna.
Allá donde estés, te deseo muchas felicidad.

Gallo dijo...

Loque: Deberíamos hacer una encuesta con respecto a que tan buenos vecinos hemos tenido. Se que algunos lectores no les ha ido re bien en ese tema y estoy esperando a que se me vengan en horda como "fans" de Pimpinela.
Yo tenía un vecino que era director-productor-actor porno,eso si muy amable y poco ruidoso.

Patricia: Se me ha ocurrido que podemos formar un quinteto musical que se llame "Las Chicas codigo 450" yo fungiré de manager y uds. hacen la variedad, nos haremos ricos!!! mira lo que una entrada de blog puede causar!!!

Patricia dijo...

Jajaja... pues deja ir afinando mi garganta porque hace un buen que mo echo un gallo (con todo respeto eh?) me hiciste recordar mis tiempos de vacaciones en Parras, Coahuila... teniamos un grupo llamado Sahara Club, que tiempos maravillosos, los recuerdo con harto cariño. Ah! olvidaba comentarte que a mi me han tocado buenos vecinos y ahora que estubimos de vacaciones pues me quitaron la nieve de mi driveway y quitaban las ofertas del publisac, eh que tal, aca en el rancho de St-Hubert si hay gente civilizada, LOL

Gallo dijo...

Cualquiera que te quite las ofertas del publisac es un GRANDIOSO VECINO. Hazles un flan de agradecimiento!

Me das esperanza con los vecinos del codigo 450.

Que maravilla "Sahara Club" me gusta el concepto. Parras, Coahuila, tierra de buen vino!

Centigrado dijo...

Pues yo que te puedo decir, salvo que la pedradota esa de la referencia "de mundo!" me ha dolido mas que ;as nalgadas que le metian a la secretaria de Brozo!!!

Gallo dijo...

Centi: jaja no iban por ahí las nalgadas. De hecho pensé que podrías colaborar con tus historias de vecinos, si mal recuerdo tenías unos que ya no extrañas mucho que digamos...

Marxe dijo...

jajajaja... lo encantador es tu modestia a la hora de describirte :)

Pato, no sabia que cantabas!

A ver cuando nos ponemos una peda de antologia y cantamos canciones de Pimpinela, jajajaja

Gallo dijo...

No, de Pimpinela no, Marxe bastante tuve con los FANS desaforados.

Y me vas a disculpar la modestia pero somos buenos vecinos eso que ni que.

Mejor un cancionero de Vicky Carr (no creo que tenga tantos fans!)

bere dijo...

Si yo fuera tu vecina y me pones a Vicky Carr (queske escuchando esa te inspiras mejor en la planchada), el sabado por la manana, si te paso :
aspiradora,
nina en triciclo
y la otra nina con tacones,
y hasta los gatos algo les pondre en cola y panza,
durante 1 semana.
Eso no lo hagas a ningun vecino.

Gallo dijo...

Bere: Ni princesa ni esclava.

Creo que es mejor Vicky Carr que torturar a los vecinos con un disco de Paulina Rubio.

Quiero ver progreso en ese blog tuyo. O te enviaré el cancionero de Victor Iturbe "El Piruli" , que en Paz descanse para que no olvides tus raices.

Sandra dijo...

Hahahahahahahahaha a educar a los nuevos vecinos...
De vuelta ya!!! Y vaya de loq ue me he perdido. Que buen regreso el mio con la despedida de Boris y Natasha...

Gallo dijo...

Sandra: Te hemos echado de menos!

Bienvenida de regreso.